¿Cómo celebrar la Navidad en tiempos del coronavirus?

en Design Latam
Aunque algunos supermercados ya han equipado sus pasillos con lineales llenos de turrones, polvorones y otras delicias típicas de la Navidad, lo cierto es que la pandemia va a trastocar esta celebración de un modo radical. Los anuncios de nuevas restricciones se van sucediendo en los diferentes territorios que conforman el país, y algunos expertos hablan ya de un confinamiento preventivo con el fin de salvar la campaña navideña y permitir que las familias puedan celebrar la Navidad en tiempos del coronavirus del mejor modo posible.

No es fácil responder a la pregunta de cómo celebrar la Navidad en tiempos del coronavirus, sobre todo, porque las medidas impuestas por las diferentes administraciones son muy dinámicas
Hay que mentalizarse desde ya de que la Navidad de 2020 no se parecerá a las anteriores. Del mismo modo que hemos transitado con mejor o peor ánimo por el verano más extraño de nuestras vidas, se avecinan unas fiestas navideñas poco convencionales en las que las reuniones familiares y las posadas darán un giro.

El primer punto que hay que tener en cuenta es la movilidad. El estado de alarma nacional impuso una cuarentena que impidió los desplazamientos entre los estados. Aunque este veto se levantó, hay regiones, ciudades y municipios en los que a día de hoy existe confinamiento perimetral. En caso de alargarse, muchos ciudadanos podrían tener problemas a la hora de visitar a la familia, tanto si esta vive en uno de estos lugares como si es el interesado el que vive en una zona afectada, dado que las entradas y salidas en estos enclaves estarían prohibidos.

A estas limitaciones de movilidad se une la entrada en vigor de un toque de queda, donde se sanciona al publico en general que se encuentren en la calle en horario nocturno sin causa justificada. El objetivo es revertir la incidencia de los contagios en las interacciones sociales, ya que existe cierta relajación con respecto al uso de mascarilla y el mantenimiento de la distancia social cuando quedamos con amigos y conocidos.

Las reuniones navideñas serán bastante diferentes, dado que es posible que estén limitadas, en el entorno público y en el privado, a un máximo de entre 6 y 10 personas, y siempre entre convivientes
Actualmente, el Gobierno recomienda que los encuentros sociales se limiten a los grupos de convivencia estable y a un máximo de 10 personas. De hecho, en restaurantes, terrazas y hostelería en general, en una mesa está prohibido superar este número máximo de comensales. Esta medida dictada por el Gobierno ha sido adaptada por cada una de los estados, y se trata de una restricción que está en constante cambio y que aún puede variar de aquí a la Navidad.

Dejar a los abuelos solos en Navidad no es negociable para la mayoría de las familias. Ideas como rotar entre los diferentes miembros de la familia o las videollamada son algunas alternativas
Aunque podemos renunciar a las grandes cenas con amigos en un restaurante, escoger con qué familiares nos sentamos a la mesa para celebrar la Nochebuena al calor del hogar es más complicado. Obviamente, el sentido común nos dice que los abuelos son los que más riesgo corren, pero no convocarles no es una opción para la mayoría de las familias mexicanas. Las autoridades recomiendan que limitemos las reuniones familiares a padres, madres y hermanos, lo que obligaría a dejar atrás a tíos y primos.

Una de las opciones que se manejan en caso de que la tradición familiar sea congregar una multitud a la misma mesa, es dividir la familia en varias casas y conectarse a través de apps que permitan reuniones online o realizar videollamadas. De este modo, las herramientas que ya se usan en el home office, encajarían en la definición de una Navidad más fría, pero más segura. 

La higiene en el recibidor y el comedor es esencial para celebrar la Navidad en tiempos del coronavirus. Si el espacio no permite mantener la distancia social, la mascarilla es la mejor opción
Si te toca ser el anfitrión esta Navidad, asume que las medidas de higiene deben extremarse. Cuando llegue tu familia, nada de besos o abrazos, aunque cueste. Procura dejar abrigos y bolsos en un perchero o armario en la entrada. Utiliza un spray al 70% de alcohol para rociar las suelas de los zapatos y conduce a tus invitados al baño para que se laven las manos. Será muy útil que tengas repartidos varias soluciones de gel hidroalcóholico por toda la casa.

En el comedor, tienes dos opciones. La primera es utilizar mantel de papel y menaje de plástico para después tirar todo a la basura, aunque esta posibilidad es poco ecofriendly y nada estética. Si apuestas por textiles y porcelana, ten en cuenta que deberás poner la lavadora a 60 ºC y usar el lavavajillas. Es importante que no haya platos compartidos, así que los entrantes tendrán que ser individuales. Aunque en estas fechas hace frío, no está de más que, de vez en cuando, se apueste por la ventilación abriendo las ventanas. Por último, es esencial que siempre que no se esté comiendo y bebiendo se lleve puesta la mascarilla. Con todas estas recomendaciones, estas fechas serán algo distintas, pero igual de especiales.

¿Cómo tienes pensado celebrar la Navidad este año?

Entradas populares

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *